Publicidad en el lugar de venta: definición del Ministerio de Educación

10.4 Publicidad en el lugar de venta
La sigla PLV se corresponde con un tipo de comunicación abundantemente utilizado por los anunciantes que distribuyen sus productos a través de puntos de venta. La “Publicidad en el Lugar de Venta” es una denominación aceptada por el mercado para referirse a los mensajes creados para ser emplazados en los comercios a los que acude el público a comprar. Se trata de mensajes persuasivos que no utilizan los medios masivos como intermediarios ya que acuden directamente al momento en el que se toma la decisión y se adquiere el producto.

La gran ventaja de esta fórmula es precisamente su capacidad de influir gracias a estar presente durante la ejecución de la compra o la contratación del servicio. Al contrario que en la publicidad masiva y en el resto de formas de las acciones de comunicación no convencional, con algunas excepciones, no transcurre un tiempo indeterminado entre la recepción del mensaje y la compra del producto. En este periodo el público puede olvidar las ventajas, la oferta y hasta la marca o recibir otros mensajes más competitivos, por lo que siempre actúa en contra de la efectividad buscada.

Para diferenciar mejor el PLV de otras acciones es preciso considerar que:

  • La función del PLV es transmitir un mensaje persuasivo que atraiga a las personas que están en el comercio. No es envase ni merchandising (ver epígrafe 10.5.)
  • Se trata de la acción de un anunciante que comercializa su productos en el punto de venta en el que coloca su material de PLV. En este sentido, el material utilizado por el comercio para la señalización de los productos y calidades no es PLV.

Los objetivos básicos de esta acción son:

  • Captar la atención del público sobre el producto, lo que no siempre es fácil teniendo en cuenta las condiciones del acto de compra: prisas, multitud de productos, cada uno de ellos acompañados de apoyos comerciales, agobio en los momentos de saturación, etc.
  • Dar información al público para apoyar el lanzamiento, como recordatorio publicitario o para anunciar ofertas especiales de tipo promocional.
  • Animar el punto de venta, completando la decoración y el ambiente del comercio.

Hay muchos soportes para transmitir un mensaje de PLV. Existen materiales y adaptaciones ya muy trabajadas para maximizar el efecto, unos especialmente adecuados para el exterior del punto de venta y otros para cumplir su función en el interior de la tienda. Destacamos algunos de ellos:

  • Cartel.
  • Display, que viene a ser un cartel con un soporte que le permite autosustentarse.
  • Stop, panel que busca que el cliente potencial se pare a ver la información que contiene.
  • Panel tradicional o luminoso.
  • Expositor o distribuidor del producto, que facilita el alcance del producto o la información por el propio comprador.
  • Material animado.
  • Stand o puesto de información.
  • Móvil, banderolas y otros recursos que se suspenden y se mueven con el aire.
  • PLV sonoro o audiovisual, que permite utilizar las posibilidades propias de estos medios ofreciendo, por ejemplo, demostraciones de uso el producto.

Fuente: Ministerio de Educación

Publicidad en punto de venta: Las Farmacias

La importancia de la publicidad en el punto de venta, lo gana con mucha distancia entre otros sectores, el sector farmaceutico, el despliegue tanto en los escaparates como en la zona interior de las farmacias, en cuanto a PLV (publicidad en lugar de venta) es impresionante. En nuestro pais esta en auge desde hace unos años, los escaparates de las farmacias, se han convertido en todo un reclamo publicitario de las marca, en ellos compiten desde marcas muy modestas hasta las más grandes multinacionales.

Todo lo que rodea al mundo de la cosmetica, el bebe, la higiene, los productos avanzados en estetica y como no los reyes de las temporadas antigripales, analgésicos, y un largo etc, ……reclaman desde los más sencillos soportes publicitarios como lo son el “display de cartón”, los “roll ups”, “bannerX”, “carteleria”, “totems iluminados”, “marcos”, “soportes contenedores para productos”, hasta los más sofisticados como lo son, las “pantallas interactivas”, “displays en cartón con leds”, “displays en cartón con movimiento”, “vinilos personalizados en las lunas”, …..necesitan ser los más visibles en el punto de venta, ganar sobre el resto, ser el rey o la reina del escaparate.

CREATIVIDAD AL PODER…

Los escaparates deben convencer en apenas unos pocos segundos, esto significa que en esos pocos segundos se tiene la oportunidad de convencer al cliente de que los productos son los que él desea o necesita y de que en esta farmacia va a encontrar todo lo que le gusta.

Un buen escaparate va a transmitir una imagen clara de los productos que más venden y va a posicionar los en el mercado.

Las farmacias, clinicas y laboratorios, se mueven en un mercado muy competitivo, digno del más arduo análisis de posicionamiento, por que ya no solamente compramos en la farmacia del barrio, si no que nos recreamos dentro y fuera de la misma, hipnotizados en muchas ocasiones por el despliegue de diseño de interiores, iluminación ambiental, diversidad de oferta publicitaria en los soportes y calidad en el espacio.

El escaparate es un primer elemento a la hora de captar la atención del potencial cliente de la farmacia. Existen elementos adecuados para el diseño atractivo y funcional de un escaparate. Éste ha de reunir una serie de condiciones para captar la atención, invitar a entrar, generar un deseo de compra y generar una imagen positiva. Un escaparate bien estudiado puede aumentar la venta de productos en un 28%.

A continuación vamos a mostrar imagenes de lo que hemos comentado anteriormente, que nos servirán como ejemplos incuestionables:

[slideshow]

Proudly powered by WordPress
Theme: Esquire by Matthew Buchanan.